Select Page

En los últimos años los buscadores en internet se han visto en la necesidad de evolucionar para otorgar un mejor servicio a los usuarios. Gran parte de esta evolución fue generada por las fugas en los algoritmos de búsqueda que presentaban y, el aprovechamiento de estas fugas por parte de los webmasters ‘vivos’.

Hoy en día es el contenido el que le da la ‘relevancia’ a los resultados de búsqueda, es decir, la concordancia entre los términos que el usuario busca, y la realidad de la información que encontrará en el sitio que le arroja el buscador.

Sin embargo para llegar a esto, los buscadores han tenido que desechar o bloquear diversas técnicas engañosas usadas por los webmasters a través del tiempo.

Una de las primeras técnicas utilizadas para posicionarse en buscadores fue la de las palabras clave o ‘keywords’, que a principios de la década pasada fue muy utilizada para engañar a los motores de búsqueda y generar resultados a través de términos atractivos como ‘porno’, ‘casino’, ‘desnuda’, etc.

El problema era que en un resultado a una búsqueda de material ilegal, terminaba por colarse una cantidad importante de sitios de marcas o empresas, que sin importarles quien era y qué buscaba la persona que estaba del otro lado del monitor, hacían hasta lo imposible por simplemente aparecer en todas las búsquedas.

Esto lejos de ayudar a los buscadores como Google o Yahoo, hacía que los usuarios les perdieran la confianza por no arrojar resultados relacionados a su búsqueda.

Utilizar palabras clave en tu sitio web no está mal, siempre y cuando estas sean coherentes con el contenido del mismo. Es por eso que para cada ‘sección’ o ‘landing page’ de tu página de internet, debes usar palabras clave distintas, de otra manera harás que el buscador se confunda y te considere ‘no relevante’.

Otra de las técnicas obsoletas es el ‘cloaking’ o encubrimiento de textos, utilizado también en años anteriores colocando textos extensos y llenos de términos relacionados, o no, con el tema principal de la página de manera oculta en el código. Al usuario se le mostraba un texto más resumido y con enfoque a venta o promoción.

Lo anterior lograba que el sitio fuera arrojado en resultados relacionados al texto oculto, y al final lo que el usuario leía no era lo que en realidad buscaba.

Hoy en día el SEO se enfoca casi al 100% en el contenido del sitio, es decir, si tu sitio contiene los términos que el usuario busca aparecerá en resultados, de otra manera, se quedará dentro de los millones de resultados que pasan inadvertidos o se pierden entre las últimas páginas mostradas.

Un sitio que no engaña al internauta es relevante para los buscadores, simplemente porque les ayuda a darle un servicio más exacto a sus usuarios.

×