Por sus siglas en inglés, SEO (Search Engine Optimization), se define como la Optimización en Motores de Búsqueda, y engloba todas las técnicas que ayudan a que tu sitio web se posicione mejor en buscadores como Google, Bing o Yahoo.

Su objetivo principal es darle presencia y visibilidad a tu sitio web, permitiendo así que cuando alguien realice una búsqueda relacionada con los productos o servicios que comercializas (o que quieres promocionar por alguna razón), seas tú quien aparezca por encima de tu competencia y te lleves los clics que se podrían convertir en ventas.

Por años el SEO ha sido una tarea difícil para los profesionales del ramo del marketing digital, convirtiéndola en algo prácticamente imposible de mantener para aquellos que deben dedicar su tiempo a otras tareas, como aumentar las ventas o mantener un balance financiero positivo dentro de las empresas. La razón principal son los famosos “algoritmos” de los buscadores que cambian constantemente; no para hacerle la tarea más difícil al ofertante, sino para hacerle la tarea más fácil a quien realiza la búsqueda, ofreciéndole enlaces de mayor calidad y relevancia.

El SEO es parte del SEM (Search Engine Marketing) y no al contrario como en ocasiones se piensa. Sin embargo el SEO se centra principalmente en los esfuerzos realizados sin pagar publicidad a buscadores, y aparecer así en las definidas como “Búsquedas orgánicas, o naturales”.

¿Porqué es tan importante el SEO?

En promedio, Google responde a más de 80 mil búsquedas por segundo a nivel mundial, así que cada segundo que tu sitio web no aparezca en una posición privilegiada, puede significar la pérdida de una, o muchas ventas.

Ahora bien, piensa en los pasos que realizas TÚ cuando quieres investigar sobre un cierto producto o servicio que te interesa. Independientemente de que en el proceso se incluyan pasos no relacionados con la internet, como pueden ser las recomendaciones boca a boca o la consulta física del producto en un punto de venta, seguramente llegarás a un punto en donde tomas tu computadora o smartphone y escribes el término que tienes en mente en el buscador… es ahí donde el aparecer primero que la competencia puede repercutir directamente en tu cartera.

¿Cómo hago SEO?

Definitivamente la respuesta a esta pregunta tendría la longitud de un libro más que de un artículo o un par de párrafos, pero trataremos de englobar las principales herramientas que puedes utilizar inicialmente para mejorar el SEO de tu sitio web:

1.- HERRAMIENTAS ESTRUCTURALES DE TU SITIO

Diseñar un sitio web “bonito” no lo es todo. Hay ciertas características en las entrañas de tu sitio que ayudarán a que se desempeñe mejor en buscadores, como pueden ser:

  • El archivo robots.txt
  • El Sitemap
  • La Indexabilidad
  • La estructura de las URL
  • Imágenes nombradas correctamente
  • Etiquetas de títulos
  • Metadescripciones

2.- CONTENIDO

Está por demás definir que tu sitio web debe tener un contenido relacionado directamente con lo que quieres promocionar, pero hay ciertas herramientas debes tomar en cuenta utilizar si quieres mejorar su desempeño en buscadores:

  • La Relevancia del contenido
  • Los enlaces internos.
  • Los términos de cola larga
  • Contenidos nuevos (puede se en un Blog)

3.- DESPLIEGUE DEL SITIO

Tomar el hospedaje más barato, o el diseño más barato, puede significar que tu sitio web sea un mero adorno en tu computadora. Considera que los detalles técnicos son muy importantes para el desempeño de tu sitio en buscadores:

  • Responsividad del sitio
  • Velocidad de carga o respuesta

4.- SEO FUERA DEL SITIO

No todo es trabajo del programador o diseñador del sitio. Tu estrategia SEO debe contener también acciones externas que te ayuden a posicionarte mejor en búsquedas, como pueden ser:

  • Enlaces de sitios externos
  • Relevancia del enlace externo
  • Enlaces sociales
  • Enlaces de email
LEE TAMBIÉN ↓  ¿Qué son los Microinfluencers y cómo pueden beneficiar a mi empresa?
×