Una preocupación muy común en algunos de nuestros clientes es la cantidad de publicidad de su competencia con la que se topan, y la frecuencia de la misma. Generalmente la preocupación viene acompañada de preguntas como:

  • ¿Pues cuánto está invirtiendo mi competencia para salir tantas veces?
  • ¿Porqué ellos me aparecen en todos lados… en Facebook, en Instagram, en la página donde leo noticias, en el Blog de la industria, etc.?
  • ¿Porqué me aparecen en tal o cual sitio al que yo entro, cómo saben que voy a entrar ahí si no es relacionado a la industria?

… y la más importante de todas:

  • ¿Porqué ellos si aparecen tanto y yo no?

La respuesta en casi todas las ocasiones es: Remarketing.

¿Qué es el Remarketing y cómo funciona?

Como sabemos, la mayoría de las campañas en canales digitales están guiadas hacia un target que nosotros mismos definimos, aunque existen otras variantes, como aquellas que se dirigen específicamente a quienes realizan búsquedas relacionadas o que visitan sitios relacionados.

En el caso de las campañas con Remarketing, éstas van dirigidas a quienes sabemos explícitamente que ya se interesaron con anterioridad en nuestro producto o servicio; o al menos, que ya estuvieron de visita por nuestro sitio web o nuestro perfil de Facebook. Además de que generalmente, dejaron un paso pendiente por realizar, ya sea enviar un formato de contacto, hacer click en la promoción o en el botón de llamado a la acción.

El Remarketing funciona con las cookies de nuestra computadora, por lo que Google puede saber en qué sitios hemos navegado, y hasta que nivel llegamos en el sitio, utilizando esa información para decidir si nos muestra o no un anuncio que cree que nos pueda interesar.

LEE TAMBIÉN ↓  El poder de la repetición en la publicidad

Así que la próxima vez que caigamos en pánico porque nuestra competencia inunda nuestra navegación con su publicidad, recordemos primero si en algún momento “por curiosidad” o simplemente por saber qué están haciendo ellos para promocionarse, hicimos clic en su publicidad, o entramos directamente a su sitio web sin llegar a completar el proceso de contactarlos.

Entonces…

¿Mi competencia está gastando exceso de dinero y por eso aparecen tanto?

Puede ser que si, pero lo más probable es que simplemente estemos siendo parte de su campaña de Remarketing, y como en algún momento ingresamos a su sitio web de destino, hacemos que el poco o mucho presupuesto que estén invirtiendo, se enfoque específicamente en nosotros al creer que somos un prospecto viable.

¿Porqué aparecen en todos lados, aun en sitios no relacionados?

Porque las campañas se configuran para que aparezcan en cualquier lugar que sea “partner” de Google (plataforma más común para hacer este tipo de publicidad). Así que si ingresamos desde la  computadora que guarda las cookies a un sitio de recetas de cocina, y a otro de noticias policiales, mientras ambos sean parte de la red de socios de Google… ahí estará el anuncio de nuestra competencia esperándonos.

¿Porqué ellos si aparecen y yo no?

Para tu tranquilidad, es muy posible que tu anuncio le esté apareciendo a quienes son realmente tus prospectos, aun que no te aparezca a ti. Sin embargo, esto si pudiera significar tanto que tu presupuesto no es el adecuado, es decir que tu competencia paga más dinero y aparece más veces que tu; o bien que la configuración de tu campaña de Remarketing no es la adecuada, para lo cual te recomendaría acudir con una agencia o un experto que te ayude a evaluar si está bien enfocada.

LEE TAMBIÉN ↓  Publicidad orientada en internet, ¿Sabes cómo funciona?

¿Quieres probar cómo funciona el Remarketing?

Te recomiendo probar dos opciones donde seguramente obtendrás el resultado esperado:

1.- Ingresa a un sitio de reservas en internet como Expedia o Hotels.com; elige un destino y haz click en un par de hoteles para checar precios y disponiblidad.

2.- Ingresa a un sitio de venta de artículos diversos como Mercadolibre o Linio; busca un producto en específico y haz click en un par de opciones para checar precios y envíos.

En cualquiera de los casos que elijas, no termines tu compra y sal del sitio.

Algunas horas después y desde el mismo equipo donde hiciste las búsquedas, ingresa a tu Facebook, al blog que normalmente visitas, o a la página de noticias que normalmente lees y observa qué anuncios te aparecen.

×