El spam es un problema persistente en el mundo del correo electrónico. A pesar de los esfuerzos de los proveedores de correo electrónico y los reguladores para combatir el spam, todavía se envían grandes cantidades de correo no deseado todos los días. Si esperas que los tuyos sí sean deseados, pero aun así aparecen en la bandeja equivocada, aquí te dejo las principales razones por las cuales eso puede suceder:

Falta de permiso: Una de las principales razones por las que un correo electrónico puede ser marcado como spam es porque el remitente no tiene permiso para enviar correos electrónicos al destinatario. Los usuarios deben tener la opción de suscribirse y cancelar su suscripción a los correos electrónicos. Además, los remitentes deben asegurarse de que los destinatarios hayan optado por recibir sus correos electrónicos y que no se hayan incluido en una lista comprada o robada.

Contenido engañoso: El contenido del correo electrónico también puede ser una razón por la que los proveedores de correo electrónico marquen un correo electrónico como spam. El contenido engañoso o falso, como la promoción de productos fraudulentos, las afirmaciones falsas o las técnicas de phishing, son una forma segura de que un correo electrónico sea marcado como spam.

Falta de autenticación: Los proveedores de correo electrónico utilizan diferentes técnicas para detectar si un correo electrónico es auténtico. Si un correo electrónico parece sospechoso o no se puede autenticar, es posible que se marque como spam. Por lo tanto, los remitentes deben asegurarse de que sus correos electrónicos estén correctamente autenticados, utilizando técnicas como DKIM, SPF o DMARC.

ZOHO Marketing Hub

Automatiza tu Marketing y acelera el crecimiento de tu negocio.

Formato y diseño: La apariencia del correo electrónico también es importante. Un correo electrónico que parezca poco profesional o esté mal diseñado puede ser considerado spam. Los correos electrónicos deben estar bien diseñados, con imágenes y texto que sean relevantes para el destinatario.

Frecuencia de envío: La frecuencia de envío de los correos electrónicos también es importante. Si un remitente envía correos electrónicos con demasiada frecuencia, puede ser considerado spam. Los remitentes deben asegurarse de enviar correos electrónicos solo cuando sea necesario y no exceder un límite razonable.

Para evitar que los correos electrónicos sean marcados como spam, los remitentes deben asegurarse de obtener el permiso de los destinatarios, evitar contenido engañoso, autenticar sus correos electrónicos, diseñar correos electrónicos profesionales y enviar correos electrónicos solo cuando sea necesario. Si los remitentes siguen estas prácticas, pueden mejorar la tasa de entrega de sus correos electrónicos y evitar ser marcados como spam.

¿Puedo ayudarle a tu empresa o negocio?

LEE TAMBIÉN ↓  Personalización del Marketing Digital. ¿Cómo le puedo sacar provecho?
×