En tiempos donde la información viaja más rápido que las ideas, resulta mucho más fácil “tomar prestada la creatividad” de alguien más, sobre todo del exitoso, y adaptarla a nuestras necesidades.

Más de una vez algún cliente o conocido me ha contactado para mostrarme un sitio web, una publicación, un producto o servicio, o algún tipo de comunicación donde otra empresa tomó tal cual, o muy parecido, las ideas que tanto le costaron tener o desarrollar, y las hizo propias. Las reacciones iniciales normalmente no son muy buenas.

De entrada, déjame decirte que si esto te ha pasado: ¡Te felicito!

La gente no copia ideas malas, no copia estrategias perdedoras, no copia diseños feos y no copia lo que cree que no va a funcionar, así que lo más probable es que estés haciendo las cosas bastante bien.

Si te acaba de suceder, es posible que estés molesto y buscando la forma de detenerlo para que no te afecte, pero cuando los ánimos se enfrían, es recomendable sentarse a analizar algunos puntos importantes:

¿LA “COPIA” INFRINGE ALGUNA LEY, PATENTE O DERECHO DE AUTOR?

Si es así, adelante con las acciones legales, pero si no, recuerda que vivimos en una economía donde la competencia está permitida.

Antes que nada mantén la calma, y analiza si hablas de una fotocopia, o solamente de una idea tomada como base.

Posiblemente solo estés frente a alguien que hizo su tarea investigando tendencias y tú apareciste entre los primeros lugares, y no conforme con eso, tu trabajo le pareció suficientemente bueno como para usarlo como punto de partida de su esfuerzo.

 ¿QUÉ TANTO TE AFECTA LA “COPIA”?

Generalmente la copia no vendrá del líder del mercado, así que hay una alta posibilidad de que tus ventas no se vean afectadas (o tan afectadas).

Hablando de la imagen de tu marca o empresa, la afectación puede ser incluso positiva. La audiencia tiene buena memoria, y si tu esfuerzo dejó huella, cuando lo vean copiado por tu competidor se acordarán de ti, y en automático reforzará tu posición de líder en su mente.

Ahora bien, si ya te copiaron y no tiene una implicación legal. ¿Qué vas a hacer al respecto?

CUIDA TU REACCIÓN

Primero tienes que decidir si amerita la pena el reaccionar, o es mejor dejarlo pasar y esperar a que se vaya al olvido en la mente de la audiencia.

Si el esfuerzo de tu competidor no significa una amenaza para tus ventas o imagen, puedes dejarlo pasar; pero si no es así, deberás tener una reacción ya sea de relaciones públicas o comercial.

Sin hacerlo de una forma burda o que denote molestia, aprovecha para recordarle al mercado que tú creaste esa tendencia, que tú eres el líder, que tú fuiste el primero o que tú tienes más experiencia que tu competencia en ese sentido.

MEJORA TU OFERTA O SERVICIO

Lo ideal sería que el competidor que te ha copiado no represente una amenaza para ti, pero no siempre es así. Si se trata de una amenaza real, es momento de innovar.

Hazles el camino más difícil, es decir, mientras ellos apenas están implementando lo que hace un tiempo fue una innovación en el mercado, tú trabaja en lo que será la siguiente. No les des tiempo de consolidar su esfuerzo sin que ya tengan otra meta por alcanzar.

NO DEJES DE INNOVAR

Lamento informarte que si la competencia te ha copiado, te consideran un líder, y tanto ellos como el mercado ahora estarán esperando tu siguiente paso. ¡No los decepciones!

La innovación constante funciona para los líderes y para los seguidores, pero en los líderes es algo esperando por todos, todo el tiempo.

¡Continúa con el excelente trabajo!

¿Puedo ayudarle a tu empresa o negocio?

×