Hace muchos años, cuando apenas me decidía qué carrera iba a estudiar para dar el primero paso hacia ser alguien en la vida, veía cómo había avanzado la carrera profesional de mi padre, tíos y personas mayores que conocía antes de llegar al punto en donde estaban en ese momento.

La mayor parte de ellos habían permanecido en la misma empresa por años, saltando de un área a otra de la compañía y, aunque ello implicara escalar puestos y sueldos, me parecía extraño cómo podrías llegar a dirigir el departamento de compras, cuando tu experiencia estaba en contabilidad o en mercadotecnia. Cuando preguntaba, me respondían: Lo están preparando para dirigir la empresa.

Con esa idea crecí yo: Si quieres llegar alto en una empresa, debes conocer cómo opera en todas sus áreas.

Con el paso de los años fui viendo cómo las carreras universitarias se especializaban, convirtiendo lo que era(n) una(s) materia(s) dentro de una carrera, en una carrera independiente, y una materia de esa carrera, en una especialidad o diplomado.

Lo mismo pasó con los puestos de trabajo. Donde antes había un encargado de marketing, de pronto se dividía en ‘el de marketing’ y ‘el de publicidad’.  A la vuelta de los años, el área de publicidad se dividía en medios tradicionales y medios digitales, luego el de medios digitales en publicidad outbound e inbound, luego el de outbound en Facebook y Google, hasta terminar en lo que hoy se define como hiperespecialización.

Lo he visto principalmente en departamentos de Marketing, pero seguramente sucede en casi todos los departamentos de las empresas.

Según mi amigo Chat GPT,  la hiperespecialización se refiere a un nivel extremo de enfoque y dedicación en un área o campo particular de conocimiento, habilidad o actividad. Implica profundizar en un tema específico hasta alcanzar un grado de dominio excepcional o especialización altamente avanzada.

ZOHO Books

Plataforma autoservicio para contabilidad. ¡Lista para facturación y cobro en México!

¡Suena maravilloso! Y posiblemente lo sea en un inicio.

Hoy en día las empresas operan con hiperespecialistas expertos en cada una de las actividades que conforman sus estrategias y planes. Jóvenes (o no tan jóvenes) con un vasto conocimiento y una experiencia hiperenfocada en una cierta actividad, que asegura que desde la base de la operación cada engrane esté perfectamente aceitado.

Entonces ¿Qué me preocupa?

Primero, que esto hace que los puestos de entrada a las empresas sean cada vez más complicados de conseguir, pasando de ser puestos de captación de talento para crecimiento, a puestos de solución de problemas, donde esperas que un joven venga a resolver lo que no puedes resolver con tu equipo actual.

Después, que ese puesto se especialice tanto (hiperespecialice) que nadie más pueda cubrirlo cuando esa persona esté lista para crecer dentro de la empresa. La famosa ‘No vamos a encontrar a nadie que pueda hacerlo cómo tú’, propiciada tanto por los jefes, como por el trabajador pensando en hacerse indispensable y que nadie le quite su puesto.

Y por último, que llegue un momento en donde aquellos ‘generalistas’ que le saben a todo y pueden tomar puestos directivos se jubilen, y en la empresa solo queden decenas de hisperespecialistas que no tienen idea de los detalles del puesto del que se sentó a su lado en la empresa durante 10 años… mucho menos se ‘avienten’ a tomar la responsabilidad de ese u otros puestos.

Seguramente estoy exagerando y en la empresa que diriges no va a pasar eso. Pero de cualquier manera, te invito a que ‘te eches un clavado’ y revises no tener departamentos que operan cómodamente con hiperespecialistas sin un plan de crecimiento.

Seguramente estoy exagerando y en la empresa donde trabajas no va a pasar eso. Pero de cualquier manera, te invito a que ‘te eches un clavado’ y revises que tu puesto no sea uno de estos hiperespecializados que no tiene para dónde crecer cuando estés listo para dar el siguiente paso.

¿Puedo ayudarle a tu empresa o negocio?

LEE TAMBIÉN ↓  El Marketing 'Feíto'
×