Saber esperar sin desesperar, esa cosa que tenía tu abuelita y que hoy parece que está tan pasado de moda como la música que ella misma escuchaba.

Pudiera hablar de las nuevas generaciones, y con ello quitarme (y quitarte a ti que me estás leyendo) la culpa de haberla creado, pero la realidad es que hoy en día la gran mayoría estamos envueltos en una necesidad de obtener todo fácil y rápido, en una cultura de inmediatez.

  • “Ayer publiqué mi primer video y no ha llegado a los mil likes”
  • “Mi negocio ya tiene 6 meses y no he generado los millones que planeaba”
  • “Lo busqué en Google y no salió nada (Entiéndase no salió en los primeros 3 resultados)”
  • “Ya llevo dos años en este empleo y aun no me hacen gerente”

Y como éstas, decenas de frases que hoy en día se dicen y nadie se detiene a analizarlas, porque son parte de la normalidad.

Hoy en día no estamos dispuestos a esperar casi por nada, vivimos motivados por una necesidad de ‘satisfacción instantánea’, donde cada cosa que iniciamos, lo hacemos pensando en el resultado final y no en disfrutar el proceso, y por ello, esperamos que suceda lo más rápido posible.

Hace no mucho la vida nos puso una de sus irónicas pruebas, ¿Te acuerdas de la pandemia por COVID 19?, donde cada semana sufríamos encerrados, mirando por la ventana, y diciendo ‘cuando todo esto pase, voy a (Inserte su sueño pandémico favorito aquí)’

Semana tras semana vimos como cientos de personas iban cayendo en ansiedad, depresión, desesperación, y todos esos males modernos causados en gran parte por no poder conseguir los resultados que teníamos planeados rápidamente, o por no poder estar en control de las cosas.

ZOHO CRM

El CRM que ha sido calificado como el mejor por críticos, analistas y usuarios.

¿Es malo querer lograr nuestras metas rápidamente entonces?

La respuesta es ¡No!, incluso puede llegar a ser un poderoso motor. El problema llega cuando lo damos por un hecho, cuando no nos permitimos que haya otras opciones, o cuando no lograrlo nos afecta a niveles anímicos, psicológicos o incluso operativos.

La paciencia es una gran virtud

Pudiera poner cien ejemplos de dónde te conviene ser paciente, algunos que he vivido en carne propia y otros que he podido experimentar en cabeza ajena, pero ninguno va a encajar con exactitud en tu situación.

Lo único que te puedo decir es que en los negocios, las relaciones humanas, los empleos, la publicidad, las ventas, el aprendizaje y en esa situación en la que estás tú pensando en este momento, no puedes permitir que la desesperación y la necesidad de satisfacción inmediata te hagan desistir, y dejar a medias lo que podría convertirse en un gran logro para ti.

Perder la paciencia es perder la batalla, Mahatma Ghandi

¿Puedo ayudarle a tu empresa o negocio?

LEE TAMBIÉN ↓  Cuidado con los Vendedores de Humo
×