En los últimos años, el trabajo de los llamados Influencers se ha convertido en uno de los más deseados y mejor pagados en el mundo del marketing digital. Quienes cuentan con un número significativo de conexiones en sus redes sociales, han sabido sacarle provecho al alcance de su contenido, llegando a reemplazar o acercarse significativamente a los canales de publicidad que por años se habían llevado la tajada grande del pastel del presupuesto dentro de la estrategia de muchas marcas.

El concepto de Influencer como se conoce hoy en día puede parecer nuevo, sin embargo no es más que la adaptación de prácticas tradicionales a canales modernos.

Por un lado se tenían las prácticas publicitarias como las “menciones comerciales” realizadas antaño por personajes famosos de TV o radio durante sus programas (entre otras prácticas), y por otro lado se tenían a los Embajadores de Marca, generalmente celebridades que aparecían más de una ocasión como imagen, representante, o usuario destacado de una marca o producto.

¿El Influencer reemplaza al Embajador de Marca?

Es muy común que hoy en día estos dos personajes del marketing se confundan, sin embargo la respuesta es NO. Tanto en su concepto como en su naturaleza, son posiciones muy diferentes entre si, que cumplen objetivos distintos táctica y estratégicamente para tu marca o producto.

 

Entonces ¿Quién es quién?

Para entender quién es quién en las mencionadas posiciones dentro de tu estrategia, definiré a grandes rasgos su papel dentro de algunas de las categorías o áreas de tu estrategia de marketing:

 

ROL

Influencer: Es un canal de promoción para tu marca.

Embajador de Marca: Es la personificación de los valores de tu marca.

 

OBJETIVOS

Influencer: Generalmente, cumplirá con el objetivo de dar a conocer tu marca, o alguna novedad sobre ella, a una audiencia que no la conocía.

Embajador de Marca: Su trabajo principal es crear un compromiso entre tu audiencia y tu marca.

 

CANALES

Influencer: Utiliza canales de comunicación propios, generalmente sus redes sociales.

Embajador de Marca: Aparece tanto en sus canales propios, como en los canales que tú incluyas en tu estrategia de comunicación.

 

COMPROMISO

Influencer: A menos de que en realidad sea un fan de tu marca, su compromiso se limita al número de publicaciones por las que hayas pagado.

Embajador de Marca: Su compromiso va más allá de la pauta pagada, debiendo incluir tu marca y sus valores como parte de su vida diaria.

 

RELACIÓN

Influencer: No tiene que tener relación alguna con tu marca o producto, solo promocionarlo.

Embajador de Marca: Debe tener una relación directa con tu marca, es decir, que su personalidad y valores sean ligados directamente con los de tu marca.

 

CONTRATACIÓN

Influencer: Contratado a cambio de un pago monetario o en especie, y con responsabilidades por evento (Generalmente publicaciones de redes sociales).

Embajador de Marca: Puede ser contratado a cambio de un pago monetario o en especie, tomando en cuenta la relación directa de valores y personalidad, o bien puede ser desarrollado en base al uso real de tus productos y su afinidad con ellos.

 

EMOCIONES

Influencer: Transmitir sentimientos relacionados a tu marca es un plus que te pudieran ofrecer, sin embargo lo común es que se limiten a anunciar tu producto o promoción tal cual lo haría un anuncio de radio o TV.

Embajador de Marca: Debe ser capaz de transmitir emociones positivas provenientes de su relación estrecha con tu marca.

 

TIEMPO DE RELACIÓN

Influencer: Generalmente contratado para un anuncio o una campaña, una relación más larga representaría para ellos un vínculo mayor con la marca y desvanecería la posibilidad de trabajar con tus competidores.

Embajador de Marca: Su relación con tu marca o producto es a largo plazo, tiempo durante el cual no deberán tener relación alguna con marcas que representen competencia para ti.

 

TIEMPO PARA RESULTADOS

Influencer: Los resultados deberías verlos de inmediato, ya sea en ventas, canje de promociones, seguidores o inscripción a dinámicas.

Embajador de Marca: Sus resultados tardan en llegar, son pensados para comenzar a dar frutos en el largo plazo, y más duraderos que los del Influencer.

 

DEPENDENCIA

Influencer: No debe existir una codependencia entre tu marca y el Influencer, es decir, en cualquier momento cada uno se podrá ir por su lado y, en la mente del consumidor, no debería quedar marcada una relación entre ambos.

Embajador de Marca: La imagen del embajador y la imagen de tu marca quedarán (o al menos deberían quedar) relacionadas durante mucho tiempo. Son codependientes.

 

¿Cuál de ellos le conviene más a tu marca en este momento?

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete al Newsletter

Únete para recibir contenido exclusivo y ofertas para cursos y programas especiales.

Te has suscrito correctamente!

×