¿Pensando en iniciar un negocio? Tómatelo con calma y toma en cuenta estas 6 lecciones que he aprendido en alrededor de 15 años ayudando a empresas desde sus inicios, y que hoy comparto contigo:

Lección 1: Encuentra tu motivación antes de que ella te encuentre a ti.

El mejor momento para planear un negocio es cuando no tienes la necesidad de tenerlo. Aprovecha mientras tienes un trabajo u otro ingreso para pensar con tiempo y calma qué negocio te gustaría o podrías tener en un futuro cercano.

Muchos negocios empiezan con una motivación negativa, es decir, una necesidad urgente como cubrir el ingreso de un empleo que perdiste, cubrir una deuda no planeada o salir adelante cuando los gastos ya te sobrepasaron. Mejor planea con tiempo tu negocio ideal y, si algo de esto te sucede, no comenzarás de cero.

Lección 2: Encuentra tus fortalezas y úsalas.

Hay emprendimientos que se gestan con un objetivo alto, con crecimiento rápido o exponencial, sin embargo, la mayor parte de los emprendimientos salen de personas como tú o como yo, “simples mortales” que solo buscan una manera de mejorar su calidad de vida o salir adelante.

Si eres uno de ellos, tal vez te convenga basar tu negocio en 3 puntos iniciales.

1.- Lo que te gusta hacer.

Nadie quiere trabajar en algo que no le gusta, y si es así, déjaselo a las personas que consiguen un empleo como su única opción. En tu caso, tienes tiempo para planear y desarrollar un negocio en un área que te resulte motivante y retadora en base a tus preferencias.

2.- Lo que sabes hacer.

De aquí parte la mayoría de los emprendimientos, y es lógico, pues si tienes experiencia, habilidad y contactos en una profesión o industria, es muy posible que los empieces a transformar en dinero muy pronto.

3.- Lo que el mercado necesita, en éste momento.

Es posible que seas bueno para algo, y te guste hacerlo, pero ese algo esté pasado de moda o haya sido reemplazado por un proceso o tecnología más actualizada allá afuera en el mercado. Si es tu caso, piénsalo dos veces antes de arrancar tu negocio.

Lección 3: No tienes que ser el próximo Google.

Muchísimas buenas ideas de negocio se quedan en el papel porque el autor no siente que sean suficientemente innovadoras como para tener éxito. ¿Pero necesitas en realidad tener la idea más innovadora del mundo para tener éxito en el mercado? ¡No!

Pregunta, investiga, observa. Puede ser que tu idea de negocio tenga éxito aunque esté en un área competida, siempre y cuando tengas al menos una ventaja competitiva; o bien, es posible que allá afuera encuentres una necesidad, por mínima que sea, que puedas cubrir con un producto o servicio. ¡Desarróllalo y ofrécelo!

Lección 4: Haz amistad con la incertidumbre.

Por triste que suene esta lección, te va a servir mucho. Nadie arranca un negocio (legal y abierto a la competencia) sabiendo que va a tener éxito. Aprende a convivir con la incertidumbre de no saber si tu idea es buena, de si tienes a la gente correcta, de si el mercado le vas o no a gustar, etc. Créeme, te hará trabajar más tranquilo y pensar más frío.

Si cualquiera de las áreas de tu negocio notas que no va corriendo tan bien… ¡Pivot!

Lección 5: Busca la ayuda adecuada.

Rodéate de las personas adecuadas en:

1.- Mentalidad: Evita personas que por protegerte te recomienden ser cuidadoso en exceso (Ojo, solo cuando es en exceso), o a aquellas personas que no ven en tu negocio el potencial real que tu le ves y te recomienden quedarte de un tamaño microscópico o atendiendo tú mismo el negocio.

2.- Conocimiento: No eres Superman, ni aun teniendo los estudios adecuados. Busca siempre mentores que sepan de negocios similares al tuyo, y busca ayuda de personas que tengan experiencia en el ramo (Te va a costar, pero vas a recuperar tu inversión).

Lección 6: Consolida y avanza.

En México, contrario a las enseñanzas de grandes Universidades en el extranjero, nos enseñan que un negocio es para que puedas vivir tú y tu familia. ¡Pues no es solo eso!

Desde que modeles tu negocio piensa que un día lo vas a vender (estrategia de salida). Suceda o no, si lo modelas así, tendrás una empresa estructurada para funcionar aunque tu no estés presente.

Ya sea que vendas tu negocio y obtengas una buena ganancia, o llegues a tener una empresa autosustentable, no te vayas a tu casa a descansar. ¡Planea el siguiente negocio, y luego el siguiente, y el que sigue…!

¡Éxito en tu(s) emprendimiento(s)!

¿Puedo ayudarle a tu empresa o negocio?

LEE TAMBIÉN ↓  ¿Cómo determina Facebook qué publicaciones mostrar?, Edgerank
×