En tiempos donde la privacidad de tus datos se ha vuelto una preocupación de prioridad alta para los usuarios de internet, los anuncios publicitarios no solicitados (aun cuando gracias a la inteligencia artificial sean muy apegados a tus gustos reales) son cada día más rechazados, incluso, hasta pueden llegar a generar miedo en el usuario.

Si bien nosotros sabemos que el hecho de recibir publicidad adecuada a tus gustos no significa ningún riesgo para tus datos personales, las estrategias donde el usuario te otorga su permiso para enviarle contenido vuelen a tomar fuerza. Además de darle Like a tus redes para leer tu contenido, el otorgarte de manera voluntaria su correo electrónico es tal vez la forma más efectiva de llegar a tus clientes.

¿QUIÉN DEBE USAR UNA LISTA DE EMAILING?

En realidad cualquier empresa puede encontrar una oportunidad para crear una lista de distribución y compartir algo interesante, sin embargo es más aplicable para:

  • Empresas que ofrecen eventos específicos, sin importar el giro de estos.
  • Empresas que ofrecen constantes promociones.
  • Empresas que incorporan nuevos productos o servicios constantemente.
  • Empresas que deben comunicar constantemente actualizaciones técnicas.

¿CÓMO CONSTRUYO UNA LISTA DE CONTACTOS EFECTIVA?

A través del tiempo hemos pasado desde las técnicas más precarias como comprar listas de emails, contratar una empresa de esas que tienen millones de mails en sus bases de datos, o agregar “a la brava” a todo aquel correo electrónico que llega a nuestras manos.

Sin duda esto hará que nuestra información llegue a mucha gente, pero también es probable que termine por afectar nuestro dominio y causar que seamos detectados como spam.

Existen algunas prácticas efectivas para construir una lista real y propia de contactos, por desgracia, ninguna de ellas es barata o rápida. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Colocar en tu sitio web o blog un formato donde el cliente se inscriba a tu lista de distribución voluntariamente.
  • Solicitar la inscripción en tu tienda o punto de venta.
  • Avisar a tus clientes actuales que los agregarás a tu lista de distribución.
  • Tomar sus datos de un formato de contacto electrónico, previo aviso de que lo harás.
  • Solicitar la inscripción en algún evento específico.

Por último, dos puntos muy importantes para lograr una buena estrategia de comunicación por correo electrónico:

  • Segmenta las listas, asegúrate de que el cliente reciba contenido del tema o producto del cual está interesado.
  • Siempre ofrece una forma de que el usuario elimine su correo de la lista.
LEE TAMBIÉN ↓  El fin de las Cookies. ¿Cómo beneficia o afecta a empresas y usuarios?
×