El precio psicológico es una estrategia de fijación de precios en la que se utiliza la percepción del cliente sobre el valor de un producto para establecer un precio que aparentemente está en sintonía con lo que se espera pagar.

Aunque no siempre es el precio más bajo, el precio psicológico puede resultar efectivo para aumentar la demanda y generar más ventas. Aquí te dejo algunos ejemplos reales de empresas que han utilizado esta técnica con éxito.

style="display:block" data-ad-format="fluid" data-ad-layout-key="-gw-3+1f-3d+2z" data-ad-client="ca-pub-2266419966059641" data-ad-slot="8252865003">

Apple y sus precios premium

Apple es un buen ejemplo de una empresa que ha logrado utilizar el precio psicológico para diferenciar sus productos y crear un valor percibido en el mercado. La marca ha sido capaz de crear un universo de productos que son percibidos como premium por los consumidores, y que se venden a precios que suelen ser más altos que los de la competencia.

Por ejemplo, el iPhone X, lanzado en 2017, se vendió por más de $1,000, lo que lo convirtió en uno de los teléfonos inteligentes más caros del mercado. Sin embargo, los consumidores estuvieron dispuestos a pagar ese precio por la sensación de tener un dispositivo exclusivo y de alta calidad.

La táctica de los precios de anclaje de Amazon
Amazon ha utilizado una estrategia de precios de anclaje, que consiste en mostrar un precio alto inicialmente para hacer que los precios más bajos parezcan una oferta atractiva. Por ejemplo, si estás buscando un producto en Amazon, es posible que veas una lista de opciones con precios que varían significativamente. El precio más alto a menudo funciona como ancla para hacer que el precio más bajo parezca una buena oferta en comparación.

ZOHO Books

Plataforma autoservicio para contabilidad. ¡Lista para facturación y cobro en México!

McDonald’s y sus “precios felices”

McDonald’s ha utilizado la estrategia del “precio feliz” para atraer a los clientes que buscan ofertas. Con los “precios felices”, la cadena de comida rápida ofrece productos seleccionados a un precio reducido durante ciertas horas del día. Esto no solo atrae a los clientes que buscan ofertas, sino que también puede aumentar el tráfico en momentos específicos del día.

La estrategia de “perdón por el precio” de Zara

Zara, la marca española de ropa, ha utilizado la estrategia de “perdón por el precio”, en la que la empresa lanza nuevos productos a precios más altos, y luego reduce el precio después de unas semanas si no se venden bien. Esta estrategia crea una sensación de urgencia en los consumidores que quieren aprovechar la oferta antes de que se agote, lo que puede llevar a un aumento en las ventas.

El precio psicológico es una herramienta poderosa que las empresas pueden utilizar para aumentar la demanda y generar más ventas. Al comprender cómo funciona esta estrategia, y cómo se ha utilizado en la práctica, las empresas pueden encontrar formas de fijar precios que reflejen el valor percibido por los consumidores.

¿Puedo ayudarle a tu empresa o negocio?

LEE TAMBIÉN ↓  Convierte tu web un vendedor más de tu empresa
×