Comunicar un mensaje a nuestra audiencia cada vez es más complicado, principalmente por la cantidad de información a la que estamos expuestos hoy en día, teniendo no solo los medios tradicionales buscando nuestra atención, sino los medios digitales y sociales plagados de historias, reales o ficticias, publicadas por profesionales, amateurs, o por nuestros amigos o familiares.

Por ello, y algunas cosas más, el famoso Storytelling se ha vuelto tan utilizado en los últimos años. Y es que cuando el mensaje publicitario deja de tener un impacto, embeberlo en una historia real, con la cual la audiencia tenga una conexión, revive de inmediato la llama.

Pero, ¿Qué hace a una historia exitosa? ¿Porqué algunas historias que a ti te parecen maravillosas se quedan en el olvido, o simplemente no conectan con nadie? Sin duda hay miles de características que pueden convertir tu historia en un éxito, sin embargo hoy te quiero compartir 7 de ellas que a mi parecer, son las que hacen la diferencia.

Una buena historia debe ser:

1.- CLARA

Sin duda cuando contamos una historia nosotros la entendemos a la perfección, es lógico pues ¡Es nuestra historia!, pero ¿La audiencia la entiende igual de fácil y rápido?

Antes de lanzarla a la aventura pregúntate si el vecino de enfrente o tu abuela la entendería, o aun mejor, muéstrasela a personas con diferentes características y deja que sean ellos los que te lo confirmen.

2.- CONCISA

Entendemos que es tu historia y tú la quieres contar con lujo de detalle, pero ¿La audiencia está dispuesta a otorgarte su atención durante tanto tiempo?

Mantén las historias cortas, recuerda que compites contra miles de historias allá afuera, y muy seguramente tu audiencia te agradecerá si puedes compartir la tuya de forma sintetizada y no los haces perder su tiempo.

3.- CONSISTENTE

Aquí entra en juego tu Branding (personal o profesional). Recuerda que tu audiencia tiene una idea sobre tu marca o sobre ti, que tal vez tú mismo te has encargado de construir, así que por más que quieras “subirte al carrito” de alguna tendencia, asegúrate de que a la hora de comunicar seas consistente con tu mensaje, estilo, valores, propuestas, etc.

4.- CREÍBLE

A menos que seas un autor de ficción, tus historias tienen que mantenerse en el plano terrenal. ¿Necesitas que profundice más en este tema? No lo creo, mejor piensa en la historia más ridícula que hayas escuchado de una marca o persona, y cuál fue tu reacción ante ella. ¿Quieres esa misma reacción de tu audiencia hacia ti?

5.- COHESIVA

No hay nada mejor para una buena historia, que causar que la gente se sienta conectada y se una en torno a ella. Este es un elemento que puedes “manipular” dentro de tu historia, añadiendo ejemplos o elementos coherentes con el día a día de tu audiencia, que sirvan como puntos de correlación entre lo que les pasa a ellos y lo que pasa en tu historia.

Piensa en cualquier ejemplo de historia que recuerdes, y busca ese punto, ese momento, en donde te sentiste estrechamente relacionado a ella. Es eso lo que seguramente te hace recordarla.

6.- CONVINCENTE

Difícilmente vas a escribir y hacer llegar a tu audiencia una historia sin tener un objetivo para hacerlo: Vender algo, ganar seguidores, levantar fondos, generar engagement, etc.

¿Tu historia tiene elementos que llamen a la audiencia a la acción que buscas obtener? Si no es así, mejor revísala nuevamente.

7.- PEGAJOSA

Nuevamente te recuerdo que estás compitiendo contra una, o miles de historias parecidas a la tuya allá afuera. ¿Qué hace a la tuya diferente? ¿Qué hará que la gente la siga recordando uno o cien días después de leerla?

Frases, comparaciones, casos similares famosos, escándalos, rarezas, etc. Son elementos de los cuales te puedes “colgar” para que tu historia sea pegajosa, siempre y cuando siga siendo creíble y coherente con su esencia.

Make it simple, but significant (Don Draper)

¿Puedo ayudarle a tu empresa o negocio?

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete al Newsletter

Únete para recibir contenido exclusivo y ofertas para cursos y programas especiales.

Te has suscrito correctamente!

×